Skip to main content

Salud y Calidad de Vida: Comer tarde puede generar obesidad


La obesidad es uno de los problemas de salud más importantes en los Estados Unidos

De todos es conocido que la obesidad es uno de los problemas de salud más importantes en los Estados Unidos y de acuerdo a las cifras presentadas por el CDC en el año 2021, los cinco estados con mayor *(Prevalencia) en obesidad fueron los siguientes:

  1. West Virginia: 40.6                          
  2. Kentucky: 40.3                                   
  3. Alabama: 39.9
  4. Oklahoma: 39.4
  5. Mississippi: 39.1

Por otro lado, la obesidad puede generar serios problemas secundarios como son las enfermedades cardiovasculares tipo Hipertensión Arterial o metabólicas como la Diabetes Mellitus; y por ello es importante dar a conocer los nuevos avances en esta materia, a los fines de que el público lector vaya conociendo cuáles son esas alternativas que se pueden constituir en una herramienta adicional en la lucha en contra de este problema.

Por tal razón, hoy traemos a la mesa del debate, la noticia de que investigadores del hospital “Brigham and Women” de Massachusetts realizaron un estudio donde descubrieron que el horario de la ingesta de comidas es importante porque tiene influencia en el gasto de energía del cuerpo humano.

Este trabajo fue publicado en la revista “Cell Metabolism” y en él se revela que comer cuatro horas más tarde de la hora regular, genera una diferencia importante en las calorías que se queman y la manera como se almacena la grasa en el tejido adiposo.

El estudio evaluó a 16 personas que presentaban un Índice de Masa Corporal con “obesidad” o “sobrepeso” las cuales se repartieron en dos grupos: El primero se sometió a la ingesta de comidas en horarios tempranos y un segundo grupo que comía cuatro horas más tarde.

Para poder tener un dato preciso del almacenamiento de grasa de estos pacientes, se hicieron biopsias del tejido adiposo encontrando que este tejido era mayor en los pacientes que comieron cuatro horas más tarde y también se determinó que los niveles de la hormona “Leptina” (Es la hormona que asume la tarea de enviar distintos mensajes al cerebro para permitir que se cuente con la advertencia que una persona ya ha comido lo suficiente o que se encuentra llena) disminuyen a lo largo de las 24 horas, en las personas con ingesta de alimentos tardía, lo cual hace que tenga un mayor estímulo para que siga comiendo.

Estos datos que obtuvo el equipo de investigadores de Massachusetts son importantes y aunque se requiere ampliar el estudio a un número mayor de personas para tener un mejor respaldo científico; evidentemente indican de forma clara que el público dispone de un método que puede contribuir a no generar más obesidad y dicho sea de paso que también nos recuerdan que siempre se debe comer a la hora y no prolongar esos períodos, para evitar que la “obesidad” o la “obesidad mórbida” nos cause serios problemas de salud.

*(Prevalencia): Es la proporción de individuos de un grupo o una población que presentan una característica determinada.

Dr. Carlos G. Cruz H. es columnista en semanarios en New York, New Jersey, Delaware, Pennsylvania, Connecticut, Texas, Florida y California. 

MÁS DEL COLUMNISTA: