Skip to main content

Seguridad ocupacional. Exposición al calor


Cada año, miles de trabajadores se enferman por la exposición al calor y, aunque esto puede prevenirse, algunos casos pueden llevar a la muerte.

Muchos trabajadores están expuestos al calor en sus lugares de trabajo, especialmente en estados como Arizona, que se caracteriza por sus elevadas temperaturas. Cada año, miles de trabajadores se enferman por la exposición al calor y, aunque esto puede prevenirse, algunos casos pueden llevar a la muerte. 

La mayoría de estas muertes ocurren en los primeros días de trabajo a temperaturas elevadas, ya que el cuerpo necesita tiempo para aclimatarse y desarrollar una tolerancia al calor. La falta de aclimatación es un importante factor de riesgo que puede conducir a un desenlace fatal.

Se tiene la percepción de que este tipo de riesgos se corren solamente en trabajos que se realizan al aire libre, en industrias como la agricultura o la construcción, sin embargo, también es posible sufrir las consecuencias de las altas temperaturas en trabajos que se desempeñan en interiores, como es el caso de cocinas; panaderías; lavanderías; bodegas etc. Más aún, la exposición a temperaturas peligrosas puede ocurrir durante cualquier temporada, no solo durante el verano o las olas de calor, si se dan las condiciones, por ejemplo: actividad física intensa; condiciones ambientales calurosas; uso de ropa que retiene el calor corporal o factores de riesgo personales, como condiciones médicas preexistentes. 

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (OSHA por sus siglas en inglés) es la agencia que se encarga de supervisar las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores. Lleva a cabo inspecciones en lugares de trabajo y campañas con la intención de capacitar a empleadores y empleados antes de que estos últimos sufran lesiones o enfermedades prevenibles o que sean víctimas fatales.

De acuerdo a la ley, un empleador con trabajadores expuestos a altas temperaturas debe establecer un programa completo de prevención de enfermedades causadas por el calor, que incluye: proporcionar a los trabajadores agua, descanso y sombra; permitir que los trabajadores nuevos aumenten gradualmente la carga de trabajo y tomen descansos más frecuentes a medida que se aclimatan o desarrollan una tolerancia para trabajar en el calor; planificar para emergencias y capacitar a los trabajadores en prevención; estar pendiente de los trabajadores para detectar signos o síntomas de enfermedad.

Si estas condiciones no se cumplen, cualquier persona o trabajador puede comunicarse a OSHA (1-800-321-6742) para reportar emergencias, condiciones de trabajo inseguras, violaciones de salud y seguridad o para presentar una queja. Independientemente de su condición migratoria todos los trabajadores tienen derechos entre ellos, el derecho a un ambiente de trabajo saludable y seguro, y a interponer quejas sin temor a represalias.

MÁS DEL COLUMNISTA: