Skip to main content

El pueblo habló, México en las elecciones intermedias


A pesar de los pronósticos que auguraban una jornada electoral sombría, la participación ciudadana el pasado 6 de junio arrojó un saldo mucho más sosegado.

¿Quiénes ganaron las elecciones en México? Para nosotros hay por lo menos dos, el pueblo en general y en distintas partes del país los candidatos de los diferentes partidos. 

A pesar de los pronósticos que auguraban una jornada electoral sombría, la participación ciudadana el pasado 6 de junio arrojó un saldo mucho más sosegado.  Aun entre las impugnaciones que se verán venir después de concluidos los cómputos a nivel nacional, nos atrevemos a seguir sosteniendo que el pueblo fue el gran ganador. 

El proceso democratizador, con todos los vicios asociados con aquellos que se obstinan en prolongar las corruptelas que viene arrastrando la historia mexicana, es irreversible.

La relativa paz y la participación ciudadana con un voto cercano al 53 por ciento dejó constancia que el pueblo quiere seguir por el sendero de la democracia.  En esto todos somos ganadores tanto los mexicanos de allá, como nosotros los de la diáspora.   

Habrá analistas que vean en estas elecciones la parte vacía del vaso de agua. Nosotros nos concentramos en la parte llena del mismo receptáculo, sin perder de vista la otra mitad sin agua del mismo vaso.  

Nos ceñimos a nuestra realidad político/electoral en Estados Unidos. Por lo general, en los comicios intermedios el partido del ejecutivo federal normalmente pierde escaños en el congreso y nos es extraño que le den una paliza en muchas elecciones locales. La participación de los votantes también merma.  En los comicios intermedios de 2018, por ejemplo, 53 por ciento de  los ciudadanos estadounidenses inscritos en el padrón ejercieron su derecho al voto.   

Los porcentajes de la participación en elecciones intermedias es similar en ambos países.  Para el actual presidente de México aunque el capital político se ve disminuido después de las recientes elecciones, la realidad es que los mexicanos votaron por seguir la ruta trazada. El pueblo no le dio la espalda a Andrés Manuel López Obrador—AMLO—, más bien le refrendó la oportunidad para seguir calibrando su Cuarta Transformación.  En los próximos tres años el fundador de MORENA podrá continuar con el  fortalecimiento de los cimientos de su proyecto de nación.

Nosotros los migrantes podemos seguir jugando un papel esencial en esta transformación.  No es de gratis el comentario.  Nuestras remesas hablan por sí solas:  en el 2020  invertimos más de 40 mil millones de dólares en México y en el estado de Guerrero, en el cual nos hemos enfocado durante esta jornada electoral, la suma asciende a 39 mil 62 millones 467 mil 760 pesos, cifra que representa más del 63 por ciento del presupuesto estatal aprobado. 

En el ámbito electoral nosotros los guerrerenses votamos por primera vez desde el extranjero.  El apoyo al proyecto de AMLO se refleja en el resultado.  Más del 76 por ciento de los guerrerenses votaron por MORENA y su candidata a gobernadora Evelyn Salgado Pineda. Lo histórico de la elección no es tan solo que los guerrerenses pudieron ejercer su derecho al voto, sino que sufragaron por una mujer quien ahora se convierte en la primera fémina en llegar a la gubernatura del Estado de Guerrero. 

Sin duda alguna los logros fueron muchos, pero como en todo proceso en desarrollo, faltan también importantes piezas que poner en su sitio. Nosotros abogamos por la participación electoral de nuestros paisanos mexicanos en general y guerrerenses en particular.  Está en nuestras manos hacer de la histórica elección el principio solido que nos lleve a participar en la elaboración de las políticas publicas que nos beneficien aquí y a nuestras familias allá en nuestros lugares de origen, en nuestra tierra que nos vio nacer. 

Tenemos la responsabilidad de votar, pero también de exigir que los gobernantes se deban al pueblo. El ejercicio democrático no termina cuando pasa la elección, de hecho nunca termina. El quehacer de este sistema requiere de la corresponsabilidad entre el gobernante y el gobernado. Nosotros como migrantes debemos de seguir vigilando para que nuestras prioridades no se pierdan en el jaloneo político. Como dirían en nuestra tierra: el que tiene tienda, que la atienda.

El Dr. Magdaleno Manzanarez es vicerrector de Asuntos Externos Western New Mexico University. Pueden contactarlo enviando un correo a Magdaleno.Manzanarez@wnmu.edu

La Dra. Julieta Altamirano-Crosby es presidenta y cofundadora de la Fundación WAGRO (Washington-Guerrero). Puede contactarla por correo electrónico wagrofoundation@gmail.com