Skip to main content

Nueva ley de Arizona oculta algunos casos de desalojo a agencias de crédito. Así es como funciona


Los casos de desalojo resueltos en Arizona no se darán a conocer a las agencias de informes crediticios para que los inquilinos no sean afectados por desalojos que en realidad nunca ocurrieron.

Read in English

Los inquilinos de Arizona cuyos casos de desalojo se hayan resuelto, ahora tendrán sellados esos documentos judiciales para que no sean una marca negra en sus registros de crédito.

La legislación bipartidista para ayudar a proteger a los inquilinos fue firmada el viernes pasado por el gobernador Doug Ducey.

La nueva ley cubre los registros de desalojo de las personas cuyos casos fueron desestimados antes de un fallo judicial o si se dictó un fallo a su favor, aseguró Maxine Becker, abogada y defensora de inquilinos de Wildfire, una organización sin fines de lucro que ayuda a los más necesitados con sede en la ciudad de Phoenix.

El representante Justin Wilmeth, republicano de Phoenix, patrocinó la legislación que fue respaldada por Wildfire, la Coalición de Vivienda de Arizona y otros defensores de los hogares.

La nueva ley ayudará a muchos inquilinos que pudieron pagar el alquiler atrasado y las tarifas de desalojo con la ayuda federal para inquilinos durante la pandemia.

Los casos de desalojo resueltos en Arizona esencialmente se ocultarán a las agencias de informes crediticios para que los inquilinos no sean afectados por desalojos que en realidad nunca ocurrieron.

“Es asegurarse de que alguien que estuvo en ese proceso de desalojo y que finalmente encontró una manera de pagar... no tenga ese mal momento en  su historia siguiéndolo durante siete años”, señaló Wilmeth.

Hace unos meses, Ducey firmó otro proyecto de ley respaldado por Wildfire y  los defensores de la vivienda que redujo la tarifa de presentación de 18 dólares que los inquilinos deben pagar para presentar una respuesta a los propietarios en los tribunales de desalojo de Arizona.

Las tarifas solo generaron alrededor de 35 mil dólares al año.

Las nuevas leyes llegan cuando los desalojos del área metropolitana de Phoenix comienzan a volver a subir a los niveles previos a la pandemia y de la moratoria.

Traducción Alfredo García