Skip to main content

Raquel Garza agradece a Paco Miguel que sus hijas 'reconocieran' su trabajo como actriz


La actriz Raquel Garza tuvo que acostumbrase a trabajar a través de zoom, para subsistir en estos tiempos y presentar "Madres con Madre".

En estos tiempo de pandemia, los actores han tenido que adaptarse a la nuevas formas de trabajo, para poder subsistir, por lo que Raquel Garza, quien confiesa estaba lejos de las nuevas tecnologías, tuvo que acostumbrarse a trabajar a través de zoom, para poder  montar la obra “Madres con Madre”, una comedia que se adentra de una forma divertida, irreverente y conmovedora, al complejo universo de la maternidad, misma que se presentará este 24 de julio, vía streaming, a través de la plataforma Ticketmaster.

“Hay que ponerle nombre a las cosas, hay que subsistir, acoplarnos a estas nuevas formas, renovarse o morir,  uno tiene que crecer y  uno tiene que ir a donde va la vida,  me fue difícil, pero me adapté con la confianza que me daban los textos, con la confianza que me daba la directora, y con la confianza y complicidad de mis compañeros. Una mujer de 57 años, que todo lo tecnológico le achica, le  asusta, la satura de una  manera brutal, pero me tuve que acostumbrar”, indicó.

En esta nueva experiencia teatral, Raquel no solo se ha enfrentado a la tecnología, también se ha adaptado a la demanda de un público joven, entre el que están sus hijas, que por primera vez, celebran su trabajo histriónico, gracias a que está trabajando con el influencer y ahora actor Paco de Miguel, a quienes la chicas siguen en sus redes sociales.

“Mis hijas me tuvieron respeto por primera vez, me decían: “estás con Paco de Miguel”,  tengo más de 27 años de actriz y mis hijas por  primera vez dijeron: “es actriz”, pero vieron a Paco de Miguel y dijeron: “esa es mi mamá” (ríe), y estoy bien contenta,  en ese sentido me gustó mucho convivir mis compañeros,  no sabía que estaba frente  a un gran influencer,  yo  estaba con un actor y como actor se comportó y como actor lo recibí”, indicó.

En esta obra, donde se habla de la maternidad en todas las formas, la actriz reconoce que en México a las mamás no se les permite errores, pero no hay madres perfectas.

“Hablar de la maternidad  en México es complejo,  no se les permite error, la mamá no falla, y sí falla, sí comete errores,  yo he fallado en muchas etapas de mi vida,  pero he sido una mamá muy latosa, muy emocional, esta señora emocional loca, que lleva sus emociones más libre. En mi transición, es muy difícil saber qué clase de madre eres,  he cometido todo tipo de errores y los seguiré cometiendo,  pero veo que tengo unas hijas felices”, comentó.

MÁS NOTICIAS DE ENTRETENIMIENTO: