Skip to main content

Bad Bunny es todo un éxito entre jugadores de la MLB, especialmente con los D-Backs


Read in English

Benito Antonio Martínez Ocasio, mejor conocido como Bad Bunny, se presentará en Phoenix en el Chase Field el próximo miércoles.

Es el concierto del final del verano en la ciudad y su área metropolitana. Desde niños y preadolescentes hasta adultos, para muchos latinos, así como muchos otros que no lo son, el lugar para no faltar el 28 de septiembre será el estadio de béisbol de los Diamondbacks de Arizona.

El centro de Phoenix está a punto de rebosar de fanáticos del puertorriqueño, cuya música resuena entre muchos. Los boletos no son baratos, con los precios más económicos de $280 para los asientos que se encuentran en la parte superior del estadio.

Pero existe un grupo de fanáticos de Bad Bunny que fácilmente podría pagar esos precios no estará allí para el espectáculo del 'Conejo Malo'.

Los mismos Diamondbacks. Estarán en Houston cuando Bad Bunny se presente en Phoenix.

Mas eso no significa que los Diamondbacks se estén perdiendo de la diversión por completo. La música de Bad Bunny es una gran parte de la música de las Grandes Ligas de Béisbol, desde los camerinos hasta la música de los bateadores, que se extiende a lo largo del juego.

"Los latidos, el ritmo, es como un lugar entre la música dance y la buena energía, las buenas vibraciones", dijo el primera base de los Diamondbacks, Christian Walker. "Hay algo en él que te hace querer moverte y sentir el ritmo. Soy un fanático. Él hace un gran trabajo con sus álbumes".

Walker esperaba ir al show de Chase Field. Los fanáticos observadores saben que Walker usa una amplia gama de géneros de canciones al bate, incluidos el latín y el hip-hop, y se toma el tiempo para buscar y traducir las letras de Bad Bunny para poder entenderlas.

"Mi español no es muy bueno, así que a veces me toma un tiempo descifrar de qué se tratan las canciones", dijo Walker. "De hecho, estoy un poco decepcionado de que vayamos a estar fuera de la ciudad cuando él esté aquí".

Desde el reggaeton hasta el merengue, la bachata y los ritmos house, en su último álbum "Un Verano Sin Ti", el sonido y la voz y el rap característicos de Bad Bunny son un éxito en todo el mundo. El álbum es el primero en español en pasar al menos 10 semanas en la cima de la lista Billboard 200.

El disco se reproduce más de cien millones de veces por semana.

"Todos los puertorriqueños aman la música de Bad Bunny", dijo el infielder de los Diamondbacks, Emmanuel Rivera, oriundo de la isla, antes del partido del viernes contra los Gigantes de San Francisco. "Al ir al show (de Chase Field), ni siquiera estaba al tanto. Pero la cuestión es que la música es contagiosa y a los latinos nos gusta. No hay una forma real de describirlo".

Bad Bunny tiene 10 nominaciones al Latin Grammy en siete categorías, incluido el álbum del año, según un informe del New York Times, y ahora está usando su plataforma gigante para abordar temas políticos y sociales en Puerto Rico. Recientemente lanzó un video musical de su canción "El Apagón", al que sigue un documental sobre las desigualdades en la tierra y los bienes raíces y arroja luz sobre los problemas de la red eléctrica en la isla devastada por la tormenta.

Muchos de los jugadores de ligas mayores y menores que caminan hacia el plato, o calientan en el montículo con Bad Bunny, son de países latinoamericanos. El atractivo de Bad Bunny se extiende desde Puerto Rico hasta República Dominicana, Venezuela, México y otras partes de América Latina y Estados Unidos.

"Creo que es uno de los artistas más poderosos en la industria de la música urbana. Es muy influyente", dijo en español el campocorto de los Diamondbacks, Geraldo Perdomo. “Él es popular en muchos países. A muchos de los chicos les gusta el ritmo, el mensaje en la música, y es por eso que muchos de ellos lo usan.

“Aunque nosotros (los latinos) no tengamos todas las mismas costumbres y cultura, si tiene un buen ritmo los jugadores lo usan sin importar de dónde sea”, agregó Perdomo, quien es de República Dominicana. “Uso una canción cubana y no soy cubano, pero la canción tiene un mensaje con el que me identifico sobre el gobierno y la liberación de Cuba”.

La MLB reconoció cuán arraigado está Bad Bunny en el juego del viernes, y en julio invitó al artista a las festividades del Juego de Estrellas en Los Ángeles.

La compañía que representa a Bad Bunny, que se ha diversificado en la actuación y la lucha real con la promoción de la WWE, no respondió a numerosas solicitudes para una entrevista con el artista.

"Tiene mucha música con la que una persona puede identificarse", dijo el jardinero de los Cerveceros de Milwaukee, Esteury Ruiz, cuando su equipo estuvo en la ciudad para jugar contra los Diamondbacks a principios de esta temporada. "Son las palabras que usa. Te puedes relacionar con ellas. Historias de la vida, historias sobre personas, historias sobre familias y cosas".

Ketel Marte es uno de los jugadores de los Diamondbacks que ha usado canciones de Bad Bunny para su música en el Chase Field.

“Para un latino, la música de Bad Bunny tiene un sentimiento, una buena vibra, algo muy positivo”, dijo Marte. "No muchas malas palabras, nada que pueda hacer que la gente piense mal de nosotros".

Comuníquese con el reportero José M. Romero por correo electrónico jose.romero@gannett.com o en Twitter @RomeroJoseM.

Traducción Joanna Jacobo Rivera